De Interés

Your search results

Dos opciones para financiar su vivienda: El Crédito Hipotecario y Leasing habitacional

Publicado por webadq2019 on 8 noviembre, 2019
| 0

Uno de los factores que más pesa en la decisión de compra de vivienda es saber cuál es el plazo y la tasa de interés a la que nos van a cobrar. Pero también hay diferencias de fondo entre estas figuras que usted debe conocer muy bien.

Uno de los sueños de la mayoría de los colombianos es poder adquirir una vivienda propia, convirtiéndose en símbolo de estabilidad económica y seguridad. Los bienes inmuebles son una inversión para el largo plazo, y como tal, se debe tener claridad sobre las opciones de financiación que se encuentran en el mercado, así como los pros y contras que cada una de estas opciones llevan consigo.

Actualmente existen varias posibilidades para financiar los proyectos de las familias, y la adquisición de vivienda no es la excepción. Las opciones más destacadas que podemos encontrar en el mercado financiero son el crédito hipotecario y el leasing habitacional. Ambos cumplen con la función de poner al alcance de la mano el capital necesario para conseguir este noble sueño de los hogares, donde la mayoría de casos alcanzan a cubrir hasta el 80% del valor de compra.

Crédito hipotecario

Se le llama así al préstamo que hace una institución bancaria al solicitante de la financiación. Es una forma de financiar la compra de vivienda nueva o usada. Podrá escoger las tasas en pesos o en UVR de acuerdo a su conveniencia y el plazo.

Esta opción de financiación le permite al solicitante adquirir con el crédito la vivienda a nombre propio, con la cual ya puede gozar de los beneficios que esto implica: hacer las modificaciones al inmueble para mejorarlo, venderlo o incluso arrendarlo a un tercero, adquiriendo un activo que paga su propia inversión, por ejemplo, con el arriendo cobrado al arrendatario se puede cubrir la cuota que se tiene que pagar al banco.

Un factor bastante importante a la hora de decidir entre las opciones de financiación disponibles es la tasa de interés que nos van a cobrar. El Banco de la República es la institución encargada de determinar la tasa de interés máxima que los bancos comerciales pueden cobrar por los créditos hipotecarios.

Actualmente para créditos no VIS (Vivienda de Interés Social) dicha tasa está fijada para ser de 12,4% Efectivo Anual sumado a la variación de la UVR en los últimos 12 meses. Para facilitar la comprensión de este concepto calcularemos dicha cuota máxima actualmente establecida: la variación anual de la UVR (Unidad de Valor Real) para el 31 de agosto de 2018 fue de 3,15%, por lo que la tasa máxima que se puede cobrar actualmente en los créditos hipotecarios no VIS es de 15,55% efectivo anual. Lo que significa que por cada millón de pesos prestados deberá pagar aproximadamente $12.500 pesos más seguros.

Otro factor importante para tener en cuenta es el monto del préstamo a recibir de la entidad financiera para comprar el inmueble. El crédito hipotecario puede financiar como máximo el 70% del valor de la vivienda (para proyectos distintos a VIS) y en la mayoría de los casos la forma de pago viene estructurada por tasas de interés y cuotas fijas o variables.

El leasing habitacional

El leasing habitacional es otra opción además del crédito hipotecario. Conozca cuáles son las ventajas de esta alternativa de financiación.

Lo primero que piensan los colombianos a la hora de adquirir vivienda propia, es recurrir a las líneas de financiación tradicionales: créditos de largo plazo en UVR o en pesos y con sistemas de amortización diferenciales. Son muy pocos los que contemplan el leasing habitacional, como otra alternativa del mercado.

Características

En el leasing habitacional, un banco o una compañía de financiamiento le entrega a una persona una vivienda (nueva o usada) a cambio de un pago de un canon mensual, equivalente a un arrendamiento, por un período establecido (que puede ser entre 10 a 15 años).

A diferencia del crédito hipotecario, la vivienda pertenece a la entidad financiera con la que se suscribe el contrato de leasing. Solo cuando la persona ejerce la opción de compra pactada y termina de pagar a la entidad, es cuando se hace a la propiedad del inmueble, pero las demás obligaciones del inmueble debe pagarlas desde el momento al que accede al leasing y al inmueble.

Es importante que las familias interesadas en adquirir próximamente vivienda propia recuerden y examinen con detenimiento las opciones, condiciones y ventajas que ofrece el mercado para ayudarlos a alcanzar tan noble sueño. Ya sea en temas de costos de financiación, cobertura del costo total del inmueble, tanto el leasing habitacional como el crédito hipotecario tiene por propósito fundamental ayudar a los hogares colombianos a poder cumplir sus metas de crecimiento y de estabilidad económica.

No olvide consultar a su Banco de confianza para ampliar esta información y tomar una excelente decisión.

Compare Listings